Acerca del fallo de la Corte Constitucional

1 comentario


Leonardo León

Coordinadora Conciencia Crítica

(Las opiniones expresadas aquí no representan la opinión mayoritaria de la Coordinadora)

El tema de la inconstitucionalidad del referendo reeleccionista puede dar cabida a muchas interpretaciones y las reacciones pueden ser muy diversas las cuales pueden dar origen a grandes y prolongados debates.

El hecho en sí de que no haya posibilidad legal de un nuevo mandato del señor Uribe realmente no puede considerarse una victoria teniendo en cuenta que el proyecto autoritario y mafioso que encarna está completamente vivo, así sea que muchos de sus amigos e incluso familiares se encuentren en la cárcel o a las puertas de la misma,  representado principalmente en el fascista Santos quien desde hace años ha querido a toda costa hacerse con el poder incluso por medio de un golpe de estado a Samper aunque Arias también está dispuesto a suceder al “doctor Varito” pero con posibilidades muy remotas dada su evidente deficiencia de conexiones neuronales.

Por otro lado, la sentencia de la Corte llega en un momento en que la popularidad de quien habita la Casa de Nariño está por el suelo al no poder lograr manipular el tema de la “emergencia social” a su favor dado que hay medios de comunicación, como Caracol, que son como las ratas que están saltando del barco a punto de hundirse hacia otros como Vargas Lleras que representa lo mismo pero sin tanto escándalo, medios que no han defendido a cabalidad al dictadorzuelo porque creen que ya no les sirve a sus propios intereses económicos porque la imagen internacional del gobierno está muy mal e incluso aislado por sus acciones y decisiones. Además a la movilización popular que ha sido una constante todos estos años a pesar de las enormes dificultades, se le han sumado sectores que habían permanecido apáticos pero que no soportaron el escándalo de no poder tener un sistema de salud remotamente decente con lo que empiezan a abrir los ojos quizás ya demasiado tarde.

Es por lo anterior que no hay realmente razones para estar muy felices viendo posibilidades reales de que el referendo pudiera haber sido derrotado en las calles y en las urnas sumado al hecho de que ninguno de los candidatos presidenciales en contienda representan un verdadero cambio hacia una sociedad menos inequitativa y que de una u otra forma proponen mantener algunas de las cosas actuales como la mal llamada “seguridad democrática” ya que las mayorías aun creen que en verdad les garantiza seguridad a pesar de lo evidente de la gran violencia que se registra en las ciudades y que no es para todo el mundo, no pudiendo avizorar que se diseñó para garantizar de cualquier manera (usualmente sanguinaria) la explotación indiscriminada de los recursos naturales y de los trabajadores por parte del gran capital nacional y multinacional. Esto debido tanto a razones electorales como a los intereses que defienden.

A pesar de la fragmentación en que hoy se encuentra la derecha y con mayor razón por la caída del referendo, la izquierda no tiene siquiera un candidato que represente un nuevo país, situación que hubiera sido muy diferente si se pudiera generar un proceso amplio y masivo de movilización popular en estos momentos, hecho facilitado bajo la unidad de la lucha contra la reelección. No nos podemos engañar, la Corte Constitucional no tumbó el referendo porque defienda realmente los intereses del pueblo, las razones están entre la decadencia del régimen, las conveniencias particulares de los poderes económicos representados en algunos candidatos, las manifestaciones sociales y el saber de que muy probablemente el referendo fracasaría en las urnas lo que supone una salida  digna que de ninguna manera Uribe merece y que no podemos permitir

Pero no todo es malo: Primero da un fresco el hecho de saber de una vez que ese señor no va más, que a pesar de la combinación de todas las formas de hacer terrorismo de estado no pudo desarticular ni vencer el movimiento popular, también el hecho de que la Corte Penal Internacional seguramente lo está esperando para pagar todo lo que ha hecho y que hay que agitar para que esto sea un hecho muy pronto.

Queda abierto el debate.

Anuncios

Exclusivo!!!!!

2 comentarios


Desde el Palacio de Nari, imagenes exclusivas de cuando Fhuribe se entera que no podrá ser más presidente

Comunicado profesores frente a la ley 30

Deja un comentario


Universidad Nacional de Colombia
Comité Nacional de Representantes Profesorales

Comunicado 01 de 2010

Reflexiones sobre la reforma de la Ley 30.
A propósito del comunicado 03 de 2010 de Rectoría

El señor Rector ha informado en su comunicado del pasado martes 16 de febrero sobre la decisión de la señora Ministra de Educación de reformar la Ley 30 de 1992, en los aspectos relacionados con la financiación de las universidades públicas, establecida por los artículos 86 y 87. Sin duda, el problema del financiamiento requiere un reordenamiento de fondo, no sólo en el sentido de los recursos disponibles y las formas de asignación, sino en el de ser un aspecto fundamental de la política de Educación Superior. Al respecto, es necesario recordar que estos artículos se han cumplido en el mínimo establecido y que de no haber sido así, la situación crítica de los presupuestos de las universidades estatales se habría presentado mucho antes. Pero los gobiernos no han estado preocupados por el déficit acumulado sino por la rigidez y la autonomía en el manejo de estos recursos. Si hubieran querido afrontar el problema, habrían ido más allá de mantener un presupuesto en pesos constantes.

Si nos atenemos a los hechos recientes, como las intervenciones de la señora Ministra en diferentes escenarios y la declaración de emergencia social que profundiza las inequidades en salud derivadas de la capacidad de pago de las personas, lo más probable es que el Gobierno Nacional haya decidido realizar lo más pronto posible el viejo propósito de pasar de la asignación de presupuestos anuales al sistema de subsidio a la demanda con libre competencia entre “instituciones de educación superior”, sin importar su carácter estatal o privado. Esta “pequeña” modificación significa el más alto riesgo para la permanencia y el desarrollo de la universidad pública, más aún para la Universidad Nacional.

El alto riesgo no es infundado. La experiencia de las instituciones públicas de seguridad social y de la red hospitalaria del país, una vez adoptado el subsidio a la demanda en el sistema de seguridad social en salud con la Ley 100 de 1993, no permite ser optimistas. Los costos de la Universidad Nacional, en especial los de personal, no permitirían competir abiertamente con las universidades privadas. Tales costos no son un capricho. Dependen de la vinculación cada vez mayor de doctores, con dedicación a la investigación y con alta productividad académica. La idea no es adaptarse a toda costa, disminuyendo los costos y aumentando los ingresos “propios”. Se trata de garantizar la proyección y la expansión de la Universidad, como uno de los ejes de una sociedad más democrática e igualitaria.

El momento político es inestable y atropellado, en plena época electoral. Entrar en el escenario del Congreso en estas condiciones y con afanes, no es conveniente. Es necesario profundizar en el análisis colectivo de la situación y construir propuestas sólidas que puedan ser suficientemente discutidas, de cara a la sociedad. No debe olvidarse que es función de la Universidad Nacional liderar este tipo de debates y el reto de evaluar y proponer la Reforma de la Ley 30/1992 debe asumirse con todo rigor. Por lo anterior, los y las representantes profesorales a los consejos académico y superior vemos necesario y urgente constituir una comisión interna que recoja los aportes de la comunidad universitaria y elabore una propuesta para fortalecer el financiamiento de las universidades públicas. También se requiere acudir al Sistema de Universidades Estatales (SUE), pues éste es el principal órgano de articulación de las universidades públicas del país. Como insumo importante de la discusión es necesario examinar el debate internacional sobre la política de Educación Superior y poner en el debate público nacional la importancia del financiamiento público progresivo para una visión de desarrollo, democratización y equidad social de largo plazo.

Hacemos un llamado a la comunidad universitaria a prestar toda la atención posible a este proceso, a participar en las reuniones por facultades y a contribuir con múltiples esfuerzos a la revaloración social de la inversión de recursos en universidades públicas, comprometidas con los problemas del país.

REPRESENTACIÓN PROFESORAL AL CONSEJO SUPERIOR Y AL CONSEJO ACADÉMICO UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA. Bogotá, 22 de febrero de 2010

Película recomendada del mes

Deja un comentario


Zeitgeist

http://video.google.com/videoplay?docid=8883910961351786332#

Invitación grupo de trabajo

Deja un comentario


Teleuribización

Deja un comentario


Del porque tienen idiotizada la gente viendo RCNari y Paracol


Humor

Deja un comentario


Esta página no es solamente seria. También hay espacio para el humor

Older Entries