Hernan Durango

Tomado de http://www.prensarural.org

La protesta de los pequeños y medianos transportadores tuvo punto final en las horas de la tarde del día jueves 4 de marzo, tras cuatro días de movilizaciones, cese de actividades productivas y enormes perjuicios a la ciudadanía y la economía de la ciudad capital.

El alcalde mayor, Samuel Moreno Rojas y los voceros de la asociación Apetrans, sellaron el acuerdo. Atrás quedan señalamientos y derrotados quedaron quienes, jugando papel de “rompehuelgas” intentaban dividir, confundir y desorientar a los propietarios para llevarlos al fracaso.

Experiencias de esta jornada de lucha social en Bogotá: Los gobernantes no deben seguir creyendo que los “de abajo” se van a aguantar sus políticas antidemocráticas y excluyentes.

Otra: Que en la ciudad existen graves problemas sociales de injusticia e iniquidad acumulados que en cualquier momento van a explotar si no son atendidos adecuadamente y resueltos por las autoridades.

Otra: La unidad y firmeza de los transportistas, el respeto y liderazgo de los dirigentes de Apetrans, en esta oportunidad, se convierten en un ejemplo digno de destacar para el conjunto de organizaciones sociales y políticas de Colombia.

La dirigencia del POLO debe reflexionar, pues, este tipo de acontecimientos le desbordan y se adoptan posiciones que no se ajustan al ideario de unidad del partido de izquierda. El POLO por principio debe estar del lado de los menos favorecidos y no del lado de intereses oscuros de capital financiero nacional y transnacional que quiere controlar el nuevo sistema integrado de transporte de Bogotá.

Finalmente: No es cierto, como afirma el alcalde Samuel, que no habrá mas paros y protestas, ya que aún no está claro el asunto de las tarifas de nuevo sistema. La ciudadanía no aceptará pasivamente tarifas que atenten contra sus menguados ingresos salariales.

Texto del acuerdo

Este es el texto del acuerdo firmado entre la Administración Distrital, el Gobierno y los transportadores, luego de que oficialmente se informara que el paro llegó a su fin luego de cuatro días.

1. Ratificar la voluntad de concertación que ha primado antes, durante y después del paro que en este momento se levanta con el compromiso de no reiterar acciones de hecho que perjudiquen la normal prestación del servicio público de transporte colectivo en Bogotá.

2. A partir del martes 9 de marzo se conformará una mesa de trabajo que se reunirá martes y jueves para discutir y socializar el Sistema Integrado de Transporte y sus pliegos. Las Mesas que se han llevado a cabo antes y durante el paro, y los temas en ellos tratados seguirán vigentes.

3. Analizadas las tablas de equipos y tasas de rentabilidad, las partes acuerdan un incremento del 5% en las tablas de valores para los modelos 2001 al 2010. Para los vehículos 2000 y anteriores se mantiene el valor de la tabla establecida en el pliego. Se fija en el 18% anual la tasa de remuneración para todos los vehículos que entren al Sistema, compuesto por el 12% en el Sistema y 6% del operador.

4. El Gobierno Distrital y Nacional ratifican que los grupos de propietarios y/o cooperativas, solos o asociados con empresarios, seguirán, como está contemplado en los pliegos, participando en los procesos de licitación.

Se firma en Bogotá, D.C., a los 4 días del mes de marzo de 2010:

Por el Gobierno Distrital:

Clara López Obregón, secretaria de Gobierno.

Fernando Álvarez Morales, secretario de Movilidad.

Por el Gobierno Nacional:

Andrés Uriel Gallego, ministro de Transporte.

Anuncios