El pasado 4 de marzo las universidades del Estado de California convocaron una movilización a nivel nacional en defensa de la educación pública y contra las medidas privatizadoras.

Imagen tomada de http://defendcapubliceducation.wordpress.com/

Extracto tomado de http://www.socialismointernacional.org
En los últimos días hemos podido ver el desfile de más de 50 oficiales del Negociado de Investigaciones Especiales (el FBI por sus siglas en inglés) que han allanado las oficinas del Departamento de Educación (DE).

Alma Torres comenta cómo la privatización genera corrupción y la necesaria batalla que hay que dar para defender la educación pública.

——————

En los últimos días hemos podido ver el desfile de más de 50 oficiales del Negociado de Investigaciones Especiales (el FBI por sus siglas en inglés) que han allanado las oficinas del Departamento de Educación (DE).

La razón para esta maniobra policial es el escándalo más reciente de corrupción en una agencia del gobierno, en este caso el DE. Todo indica que la investigación responde a un fraude millonario en los programas de Servicios Educativos Suplementarios (SES).

En el 2001 se aprobó la Ley Federal No Child Left Behind (Que ningún niño quede rezagado), y como consecuencia directa se aceleraron los planes para privatizar la educación pública. En la práctica, la Ley lo que hace es asegurar la implementación de una serie de programas que cumplan con el fin de pasar la educación de manos públicas a manos privadas. Culpando el deterioro de las escuelas y los resultados de pruebas estandarizadas, las escuelas son puestas en listas de mejoramientos durante algunos años, tras los cuales se intentan cerrar o privatizar.

Tanto el gobierno como las mismas empresas privadas han hecho una campaña para desacreditar la educación pública e impulsar que la educación sea administrada por empresas privadas.

El desastre se vive hoy en el DE, con casi un centenar de oficiales en las oficinas de la agencia y un posible fraude de millones de dólares. De acuerdo con el informe que redactó la Oficina del Inspector General (OIG) “las empresas Rocket Learning y AMAR Educational Services facturaron por servicios de tutorías a estudiantes que no recibieron esos servicios”. Este informe es de el 2006-2007 pero aún con ese resultado las empresas privadas continúan renovando sus contratos con el DE. Esto a pesar de las pruebas irrefutables de corrupción.

La ley privatizadora NCLB expresa claramente la utilización de los SES para la privatización al segurar que,

Los servicios educativos suplementarios incluyen la tutoría y los servicios extracolegiales. Estos servicios pueden ofrecerse mediante proveedores del sector público o privado que reciban autorización del estado, tales como las escuelas públicas, las escuelas charter, las agencias locales de educación, y organizaciones basadas en la fe. Los proveedores del sector privado pueden ser entidades con o sin fines de lucro. (SES) (http://www2.ed.gov/espanol/parents/academic/involve/nclbguide/choice.html#6)

La privatización de la educación sólo garantiza que derechos conquistados van a ser y están siendo destruidos para dar paso a que supuestas entidades “sin fines de lucro”, de las cuales millonarios como Bill Gates dicen hacer caridad, se apoderen de la educación pública.

La educación pública se debe defender. Las uniones que conglomeran al magisterio tienen que continuar en alerta y en pie de lucha para hacerle frente a este plan de privatización que sólo garantiza más casos de desvíos de fondos y corrupción como el que vemos hoy. La educación pública esta bajo ataque a nivel internacional y en estados como California los maestros se preparan para un día de acción en defensa de la educación pública. El 4 de marzo es ese día de acción, luchemos en solidaridad y porque recibimos el mismo ataque.

Para ver el reporte de las movilizaciones ver el siguiente enlace: http://socialistworker.org/2010/03/05/day-of-action-journal (en inglés)

Anuncios