En el internet encontré el siguiente comentario sin autor. No es política de este espacio poner escritos sin el debido reconociemiento pero debido a que no creo que al que escribió esto le interesen los créditos ya que no puso su nombre cuando lo publcó, lo ponemos tal cual. El propòsito de la publicación del mismo en este blog es la de recibir más comentarios que aporten a la discusión, dejando de lado las pasiones eufóricas sin pensamiento.

He recibido varios correos muy entusiastas, con respecto a la candidatura de Mockus, lo cual celebro porque indica que muchas personas se cansaron de la corrupción que gobierna o mejor dicho reina, sin embargo les dejo unas reflexiones para que las tengan en cuenta antes de votar.

Tengo la posibilidad de recordar al Mockus Rector de la UN, ya que mi juventud no es extrema. Fue puesto en ese cargo por Cesar Gaviria, quien para la época era el padre del neoliberalismo en Colombia. Así que recuerdo el asunto ese de la mostrada del trasero y otros menos conocidos.

Bueno, recuerdo que descongeló la matrícula en la UN y entonces justifico el incremento diciendo: “la Universidad Nacional debe decidir entre ser una universidad para pobres o ser la mejor universidad de Colombia”, de donde se deduce que consideraba que la educación de calidad no era asunto de los pobres.

También recuerdo como llegó a la política: Era la época de la Alianza Democrática M-19 y este movimiento lo propuso como candidato a la alcaldía de Bogotá. Con el tiempo supe que fue Gustavo Petro quien impulsó su nombre al interior de la AD-M19. Luego de ser promovido por los medios y en diversos escenarios políticos, Mockus decidió ser candidato por fuera de la AD-M19.

Mockus finalmente fue alcalde y durante su alcaldía se caracterizó por lo siguiente

Lo bueno:

1.

Probablemente lo mejor y que pocos lo mencionan fue que al menos durante un buen tiempo no cedió ante la jauría del concejo de Bogotá, en el tema de contratos, mordidas, etc, lo que lo volvió un alcalde ahorrador, pero quien capitalizó ese ahorro y juicio en el gasto, fue Peñaloza.
2.

Desarrollo una campaña de cultura ciudadana, consistente en enseñarle a la gente a cruzar la calle por la cebra, gracias a la cual se ganó (injustamente para mi criterio) la imagen de ser el alcalde de la educación.
3.

No pudo vender la ETB.

Lo malo:

1.

Se propuso vender la ETB, y decía que si no se vendía en ese momento perdería rápidamente su valor
2.

No desarrollo la ciudad en infraestructura, vías …..ni en nada diferente a su campaña de cultura ciudadana
3.

Reunió en una sola alcaldía la mayor cantidad de huecos simultáneos en las calles que puedo recordar

Por lo anterior concluyo que como alcalde, lo meritorio de Mockus fué precisamente lo que no hizo

Recuerdo también que el difunto Jaime Garzón había creado una caricatura de Mockus que curiosamente quedó en el olvido, mientras que solo se recuerda cuando comentó que Mockus no era constructor sino educador. Bueno la tal caricatura se trataba del super-cínico que era Mockus hablando de forma rara (bastante psicodélica) sobre los temas importantes de la ciudad y el país. Recuerdo que los medios le daban muy duro por “mal alcalde” mas o menos como ahora con Samuel Moreno. Extrañamente en la actualidad le han ayudado bastante (¿por que sera?).

¿Como le ha ido a Mockus en su tema fuerte que es precisamente cultura y educación?

Como rector de la Universidad Nacional, realizó varias reformas encaminadas a incrustar la UN en la apertura económica, por ejemplo subir matriculas y aplicar indicadores de eficiencia, como disminuir el costo por estudiante, desde entonces cogió fuerza el cuento de que un estudiante de la UN sale muy caro. Otro ejemplo de manejo de indicadores de eficiencia fue aumentar el número de estudiantes por profesor, desde entonces en toda universidad pública de Colombia hay cursos de 100 estudiantes o más, dictado no por eminencias, sino por quien se deje embutir un curso de esos. Eso es muy bueno desde la perspectiva de reducción de costos y de preparación para la apertura pero no de la calidad en la educación y de la justicia social.

Como alcalde, mmmmmmm ah no recuerdo ningún avance, de hecho si hubiera logrado vender la ETB, la Universidad distrital cuyos ingresos dependen en alta medida de la ETB, se hubiera quedado sin un peso. Solo recuerdo los “mimos” y payasos que ridiculizaban a quien no pasaba la calle por la cebra. Para hacer justicia comparado con otras alcaldías como la de Garzón donde se construyó y reparó una gran cantidad de colegios o la de Moreno que avanzó en accesibilidad con la gratuidad hasta 11 grado, no me explico como Mockus pueda ser reconocido como el alcalde de la educación.

El candidato Petro que ha sido un congresista brillante para mi opinión en el tema de control político, como ya mencioné, tuvo un lapsus abriéndole las puertas de la política a Mockus, pero no aprendió la lección y de nuevo tuvo la genial idea de hacerse el harakiri promoviendo una posible alianza del polo con otros sectores, en la cual estarían Mockus, Garzón, Pardo y él (creo que fajardo no entraba por egocéntrico y ser el candidato del capital español), desde luego una alianza de esas arrastraría muchos votos, pero el uribismo que no es bobo movió sus fichas y Vargas Lleras cuidó de que la cosa no cuajara con el liberalismo, y Peñaloza hizo lo propio con el partido verde (que además es otra herencia de los rezagos de la AD-M19), el resultado final es que Petro engendró a su gran competidor electoral.

Me disculpo por ser agua fiestas y no participar de la euforia Muckosiana. Reconozco que creo que Mockus es mucho mas honrado que otros políticos en términos de tajadas en contratos y cosas de esas, pero creo que es un deber mostrar que detrás del político “diferente” que habla raro, hay alguien que ha seguido el camino neoliberal y privatizador, ya no tan diferente.

Si ud cree que la relativa honradez del profesor Mockus, las tarjetas rojas, los payasos y los “mimos” son suficiente y está de acuerdo con seguir el rumbo de las privatizaciones, las reformas de la salud tipo emergencia social, la pérdida progresiva del poder adquisitivo de los salarios y la obediencia ciega al establecimiento, hace bien en promover a Mockus y votar por él.

Pero si ud espera un gobierno con énfasis en lo social, que genere empleo, que reactive el campo, la agricultura, seguridad alimentaria, avances en investigación, educación, conservación del patrimonio nacional y salarios dignos, le recomiendo que no se conforme con el show mediático y compare los programas de gobierno (creo que Mockus aún no tiene el suyo).

Por último por favor no reelija a los falsos positivos, ni a AIS, ni a las zonas francas, ni al uberrimo que ya no cabe en Córdoba, ni a las chuzadas del DAS, ni al incremento de $13.000 en el salario mínimo, ni a la gata y sus gaticos, ni a la emergencia social, ni a Yidis, ni a Teodolindo, ni a Mancuso y creo que no me alcanzaría la RAM para nombrar todo lo que creo que no hay que reelegir.

Anuncios