Nota: estas tres semanas siguientes pondremos elementos que nos muestren las razones de peso para decidir abstenernos de votar por cualquiera de las dos propuestas neoliberales y contrarias a las necesidades reales de la población, además de, como siempre, los temas universitarios que sean pertienentes a la razón de ser de este blog. Además, de la misma forma que hace algunos meses, esperamos construir colectivamente en el debate.

Tomado de TELESUR

El aspirante a la presidencia de Colombia, Antanas Mockus, aseguró este miércoles que no ve responsabilidad penal, por parte del jefe de Estado Álvaro Uribe y el también candidato Juan Manuel Santos, sobre el escándalo de las ejecuciones extrajudiciales, también conocidas como falsos positivos.

“Ni el presidente ni el ministro son determinadores de los falsos positivos”, aseguró el líder del Partido Verde, en un encuentro con periodistas extranjeros.

Se define falsos positivos a las ejecuciones de civiles para luego ser presentados como guerrilleros abatidos en combate por las Fuerzas Militares.

“Comparto el horror y el escándalo, es una expresión extrema del atajo, del todo vale”, respondió el abanderado verde al ser interpelado sobre las ejecuciones, uno de los escándalos que ha arropado el Gobieno de Uribe y que deja como herencia al próximo sucesor.

Consideró además “una tragedia” el fenómeno de “ilegalidad mezclada con violencia, que es desafortunadamente una característica nuestra, del pueblo colombiano”.

“Creo que el ex ministro (de defensa) Camilo Ospina expidió una directriz al Ejército que resultó en una tragedia”, sostuvo.

Mockus, que según los últimos sondeos se encuentra en un empate técnico con Juan Manuel Santos, señaló que sobre el tema de las ejecuciones, “la Justicia internacional es subsidiaria” y que las instituciones colombianas deberían aclarar si hubo “determinación voluntaria” en esos crímenes.

Los asesores de los familiares de las víctimas, de los falsos positivos, que publicaron en octubre de 2008, señalan que 33 brigadas del Ejército han sido involucradas en casos de ejecuciones extrajudiciales.

Más de dos mil casos de ejecuciones son investigados por la Fiscalía, buena parte durante la administración de Uribe y de Santos cuando se desempeñaba como ministro de Defensa. Los ajusticiamientos se han registrado durante los últimos años.

El líder del Partido Verde, quien fue dos veces alcalde de Bogotá, insistió que los asesinatos de este tipo fueron “un caso trágico de sistema de incentivos”, al referirse a los beneficios que recibieron los efectivos militares involucrados, con la finalidad de conseguir el favor de sus superiores.

“Sigo pensando que no veo responsabilidad penal, pero sí moral”, reiteró.

De alcanzar la presidencia, el ex alcalde confió en “cambiar las conductas de la gente, (en) descubrir el lado bueno y sobre eso construir”, indicó al tocar el tema del conflicto armado. Porque “el cambio para Colombia es necesario, no es optativo”, continuó.

Por otro lado, Mockus mencionó también la posibilidad de relacionarse con mandatarios de América Latina, en caso ganar la presidencia.

“Yo creo que tengo razones para relacionarme bien con (el presidente de Brasil, Luiz Inácio) Lula, distintas a la posibilidad de mediación con el presidente (de Venezuela, Hugo) Chávez”, señaló.

Además manifestó que en su “mapa mental está el presidente Lula, está el presidente Chávez y obviamente buscaría entenderme con cada uno de ellos bien”.

Anuncios