Los medios masivos y el conflicto en Colombia

Deja un comentario


Rubén Darío Zapata

Sin dudas, esta última década fue fatal para el periodismo colombiano. Ante la polarización política del país, los grandes medios masivos entregaron definitivamente su independencia y compromiso ético en función de los intereses del proyecto político de la elite, representada en lo esencial por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, lo que redundó en la pobre calidad informativa y analítica de los contenidos periodísticos.

En el periódico de Medellín El Colombiano, por ejemplo, donde el bajón se ha sentido más por el compromiso de los dueños con la casa política de los Valencia Cossio (actual Ministro del Interior y de Justicia), despidieron a dos de las voces más reconocidas e independientes del periodismo nacional, Reinaldo Spitaleta y Javier Darío Restrepo, por sus críticas al gobierno. Fernando Garavito (autor de la columna El señor de las moscas) fue despedido de El espectador por desvelar las relaciones del entonces candidato presidencial Alvaro Uribe Vélez con el narcotráfico y el paramilitarismo antioqueño.
Más

Anuncios

Uribe quiere la guerra, para evadir la cárcel

Deja un comentario


Por: Heinz Dieterich

Lula ha planteado la paradoja correctamente. Si el presidente electo Santos quiere mejorar las relaciones con Venezuela, ¿por qué el presidente saliente Uribe genera un conflicto potencialmente bélico con Caracas? La respuesta a este comportamiento contradictorio radica en la futura situación carcelaria de ambos presidentes que comparten un largo historial delictivo: Uribe se encuentra muy cerca de la cárcel, Santos estará protegido cuatro años más por su investidura de Presidente.
En el expediente criminal de Álvaro Uribe hay dos delitos que se están convirtiendo en la espada de Damocles de la justicia colombiana e internacional contra el pronto ex Presidente. El 9 y 13 de julio del presente, Uribe fue acusado por primera vez directamente por los casos de espionaje telefónico y seguimiento a personalidades de la alta política colombiana. La acusación fue hecha, nada menos, que por el ex Director General del Área de Inteligencia de la policía secreta del régimen, ³DAS², Fernando Alonso Tabares Molina. Siendo la justicia colombiana una honrosa excepción a la mayoría de las justicias clasistas corruptas de América Latina, es muy posible que esta vez Uribe no se escape de la responsabilidad de haber creado un proto-Estado paramilitar-narco, a la sombra del Estado oficial; coordinado desde la Presidencia y el DAS.
Más

Certifican existencia de la mayor fosa común de América Latina en La Macarena

Deja un comentario


Telesur

Una delegación de Europa y Estados Unidos, encabezada por seis eurodiputados, certificó el pasado 23 de julio tras una audiencia pública en la localidad de Macarena (suroriente) Colombia, la existencia de una fosa común con dos mil cadáveres no identificados.

La delegación estuvo presente en una audiencia pública en la localidad de Macarena (suroriente) Colombia, donde conocieron la fosa común con dos mil cadáveres no identificados.

El representante del Centro de Investigación y Educación Popular y Programa por la Paz (Cinep-PPP) Colombia, Javier Giraldo, señaló que se entregaron 52 declaraciones por parte de familiares de las víctimas.

“Habían seis desapariciones forzadas cometidas por paramilitares y siete por el Ejército y de la Fuerza Pública”, indicó.
Más

ESTUDIANTES EN HUELGA DE HAMBRE EN LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

Deja un comentario


Medellín, Julio 26 de 2010

Comunicado de prensa

ESTUDIANTES EN HUELGA DE HAMBRE EN LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA: TENEMOS HAMBRE DE DEMOCRACIA

Como parte de las definiciones que la asamblea general de estudiantes de la Universidad de Antioquia adoptó el pasado miércoles 21 de julio y ante la intransigencia de la administración de la universidad en cabeza del Consejo Superior Universitario y el actual decano de la Facultad de Odontología Carlos Mario Uribe Soto, ante las demandas de la comunidad académica movilizada en asamblea permanente desde hace más de un mes, un grupo de estudiantes de la universidad nos hemos declarado en HUELGA DE HAMBRE desde el lunes 26 de Julio a las 10:00 de la mañana, comenzando nuestra actividad en el edificio de la Facultad de Odontología.

Posteriormente, hacia las 3:00 pm, nos hemos trasladado hacia la ciudad universitaria para establecernos en el bloque administrativo y desde allí seguir anunciando con nuestras acciones, con nuestro ayuno y con nuestra disposición de lucha, que nos negamos a vivir en una universidad donde los canales y espacios democráticos han permanecido cerrados por decenios y las comunidades académicas, compuestas por hombres y mujeres que vivimos y sufrimos la construcción y difusión del conocimiento en aulas, laboratorios y en la misma sociedad antioqueña y nacional, no tenemos derecho a tomar parte en forma decisoria en la elección de nuestras autoridades académicas y administrativas.

Más

Organizaciones sociales y comunitarias de Colombia celebraron el Bicentenario

Deja un comentario


Cabildo Abierto redacta propuesta para visibilizar problemáticas sociales

Deja un comentario


Memorial de agravios al nuevo gobierno nacional

Deja un comentario


Las organizaciones sociales, populares, sindicales, campesinas, estudiantiles, indígenas, afrodescendientes, de mujeres y víctimas que sesionamos hoy 20 de julio en Cabildo Abierto en el marco de la conmemoración del Bicentenario de los pueblos del nororiente: 200 años de organización, lucha y resistencia, proclamamos:

Sector Obrero y popular

Los trabajadores y la población pobre soportan las condiciones nefastas de la imposición del modelo neoliberal. La privatización de empresas, el desempleo, la flexibilidad laboral y la precarización de las condiciones del trabajo (aumento de la jornada de trabajo, disminución de salarios, perdida de derechos etc.) son algunos de los efectos que ha traído la imposición del neoliberalismo en la vida cotidiana de los trabajadores del nororiente de Colombia. A esto hay que agregarle la persecusión y violencia desatada contra los dirigentes sindicales que se manifiesta en la desaparición de sindicatos y la reducción del tamaño de los existentes, al mismo tiempo se observa la reducción del personal de planta de las empresas públicas departamentales y municipales, con la generalización del empleo precario y la tercerización a través de cooperativas. Incluso, se ha dado el caso que los municipios estén adelantando contratos con la policía nacional para reemplazar el personal civil en ciertas ramas de la administración local. Todos estos factores de precarización laboral se viven en los diversos sectores económicos de la región, incluyendo la explotación de petróleo y minerales, la agroindustria, el transporte, el sector docente y sanitario. En general, los sectores populares de nuestra región soportan el impacto de los Megaproyectos (hidroeléctrica de Sogamoso), de la explotación minera y de cultivos agroindustriales (como la palma aceitera). Todas estas actividades económicas, impuestas de manera inconsulta a las comunidades, destruyen de manera irreversible los ecosistemas y contaminan nuestras aguas, suelos y aire, al tiempo que fomentan el despojo y la expulsión de importantes sectores de la población pobre y la eliminación de actividades económicas de auto subsistencia (pesca, agricultura, pequeña minería) imprescindibles para nuestra supervivencia digna como seres humanos. Gran parte de los habitantes de nuestros municipios soportamos la falta e ineficiencia de servicios públicos: carencia de alcantarillado y agua potable, vías públicas en pésimo estado, cierre de escuelas y hospitales, déficit y encarecimiento de la vivienda. Este panorama adverso para los trabajadores y los sectores populares no ha impedido nuestra organización, movilización y lucha contra el modelo neoliberal y todas sus secuelas. En concordancia, exigimos el impulso de un PROYECTO DE RECONSTRUCCIÓN NACIONAL Y REGIONAL en el cual se recupere el carácter social del Estado, se reduzca el gasto militar al mínimo indispensable, se detenga la construcción de los Megaproyectos, se respeten las economías pesqueras y campesinas de auto subsistencia, se garantice la organización sindical y se ponga fin a la flexibilización y precarización laboral, y se oriente la inversión social en beneficio de las comunidades pobres.
Más

Older Entries