Azalearobles
kaosenlared.net

Tras la Mayor fosa común del continente, encontrada en el Meta, detrás del batallón militar de la Macarena, surge un nuevo hallazgo dantesco en Colombia, en Granada, Meta.

En el caso de la mayor fosa común del continente, que contiene 2000 cadáveres de desaparecidos por el ejército (Fuerza Omega, Plan Colombia) su hallazgo y reconocimiento fue posible gracias a la visita de una delegación británica en diciembre 2009, y una delegación española a inicios de 2010, pues la autoridades querían invisibilizar la dantesca fosa.

Ante la imposibilidad de ocultar totalmente la fosa, las autoridades trataron de decir que los cadáveres eran de “guerrilleros abatidos en combate”; pero esto fue desmentido por las audiencias a testigos, y las evidencias de torturas en cuerpos, pruebas forenses, y denuncias de familiares de desaparecidos. Los pobladores de la zona venían años denunciando las desapariciones perpetradas por el ejército: desde el 2005 el ejército usó la Fosa de la Macarena para enterrar los cuerpos de los desaparecidos. La cantidad de cadáveres es tal que la putrefacción se filtró a napas freáticas y se evidenció en las aguas de beber de la comunidad. En el destape de la fosa, se evidenciaron al menos 25 cadáveres del 2010, lo que demostró aún más el grado de impunidad que goza el ejército: eran cadáveres de desaparecidos y asesinados tras la visita parlamentaria británica.

En julio 2010 se hicieron Audiencias públicas a testigos y familiares de desaparecidos, audiencias que evidenciaron la responsabilidad del ejército en connivencia con la herramienta paramilitar, en las desapariciones y asesinatos de al menos 2000 personas, cuyos cadáveres yacen en la Fosa de la Macarena.

La nueva Fosa, confirmada en diciembre 2010, tendría al menos 1.505 cadáveres

Los congresistas del Polo Democrático Alternativo (PDA) Gloria Inés Ramírez e Iván Cepeda Castro, así como la presidenta de la colectividad, Clara López Obregón, acompañaron al grupo de técnicos de la Fiscalía General de la Nación, que el jueves 16 de diciembre realizó la inspección judicial con el fin de exhumar 66 cuerpos que se encontraron en una tumba colectiva en el cementerio del municipio de Granada, en el departamento del Meta.

Esta tumba colectiva encontrada coincide con las denuncias hechas por los congresistas del PDA en dos sesiones del Congreso de la República, hace algunos meses. Denuncias basadas en las reiteradas y valientes denuncias de familiares de desaparecidos y pobladores de la zona.

Aunque la Fiscalía aduce que las primeras constataciones podrían establecer que los cuerpos encontrados pertenecen a personas “muertas en combates”, los dirigentes del Polo y el sacerdote” jesuita Javier Giraldo, quien también se desplazó a la zona, han advertido que hay muchos menores de edad fallecidos, por lo que podría tratarse de bombardeos contra la población civil. También puede tratarse de casos de desaparecidos y de casos de asesinatos “falsos positivos” a manos del ejército. Los “falsos positivos” son raptos de civiles a manos del ejército, que después asesina a los civiles y los disfraza de “guerrilleros abatidos en combate”; son miles de casos denunciados de asesinatos “falsos positivos” en Colombia.

Según los voceros del Polo Democrático la magnitud de lo encontrado por la Fiscalía en la antigua zona de distensión alcanza los 1.505 cadáveres, que no han podido aún ser identificados, pues faltan registros y fechas de inhumación.

Anuncios