Una mujer palestina murió este sábado tras haber inhalado gases lacrimógenos durante una manifestación contra la barrera de separación israelí en Cisjordania, según fuentes médicas, una muerte que la Autoridad Palestina calificó de “crimen de guerra”.

La víctima, Jawaher Abu Rahma, de 36 años, murió de madrugada tras haber sido ingresada en estado crítico el viernes en el hospital de Ramalá, después de perder conocimiento durante la manifestación, según las mismas fuentes.

El ejército israelí declaró en un comunicado que “se abrió una investigación para determinar las causas exactas de esta muerte”, afirmando haber “contactado en vano a la Autoridad Palestina para obtener un informe médico del hospital” sobre su deceso.

teleSUR-Afp/MFD

Anuncios